En el Museo del Louvre, La Mona Lisa está protegida por la lámina de policarbonato Danpalon

26 jun 2018 / Arquitectura

Danpalon® es el nombre con el cual Danpal® comercializa su innovadora lámina de policarbonato, la más destacada del mercado actual de la arquitectura de la luz. La tecnología de la lámina de policarbonato Danpalon® maximiza la entrada del sol como fuente de luz natural y de energía para poder brindar una calidad superior de iluminación en el interior de los edificios.

Además de su translucidez y la capacidad de difundir la luz solar de manera homogénea, la lámina de policarbonato Danpalon® posee una durabilidad excepcional. Al estar desarrollada a partir de una revolucionaria tecnología de extrusión, esta lámina de policarbonato posee diez veces más celdas que la mayoría de los paneles que se comercializan en la actualidad. La corta distancia entre nervaduras ofrece a los clientes la mejor combinación de transparencia y fuerza. La lámina de policarbonato Danpalon® posee una resistencia superior al impacto y un gran aislamiento térmico.

Debido a sus cualidades de transparencia, fuerza y resistencia, la lámina de policarbonato Danpalon® fue elegida para proteger a la Mona Lisa, la famosa pintura del renacentista italiano Leonardo da Vinci. Esta obra reside en el Museo del Louvre, en París, y se encuentra custodiada por Danpalon®. Invisible a los ojos, este producto protege al cuadro de potenciales ataques de vandalismo y además asegura que la luz que impacta contra el panel se disperse de forma adecuada, sin brillos que incomoden a los espectadores y sin afectar los pigmentos de una de las obras de arte más célebres de la historia de la humanidad.

El famoso retrato, que se cree que representa a Lisa Gherardini, la esposa de un mercader florentino llamado Francesco del Giocondo, fue pintado entre 1503 y 1506 sobre un panel de madera. Luego, Da Vinci lo llevó consigo cuando se instaló en Francia en 1517. Desde 1804, el cuadro ha estado en el Museo del Louvre, que desde el 5 de abril de 2005 le destinó un salón de exhibición exclusivo, rediseñado por el arquitecto Lorenzo Piqueras, y con la presencia de la lámina de policarbonato Danpalon® como guardiana de este patrimonio invaluable de la cultura.

La lámina de policarbonato Danpalon® fue específicamente diseñada para utilizarse en aplicaciones arquitectónicas con iluminación natural, pero su empleo en el Museo del Louvre es evidencia de que las potencialidades de este producto son múltiples. La estructura Microcell hace que la lámina contenga más células y capas, que son las encargadas de otorgarle menor conductividad térmica. Esto significa que la lámina de policarbonato Danpalon® es estanca y hermética, lo cual repercute positivamente en considerables ahorros energéticos en sistemas de calefacción y refrigeración.

Danpalon® está disponible en una amplia variedad de espesores y anchos, así como también en una gran paleta de colores. Para obtener colores brillantes con apariencia metálica y lacada, se puede elegir una lámina de policarbonato opaca, en tonos que abarcan todo el círculo cromático. Gracias a los paneles traslúcidos de Danpal®, las apariencias del edificio donde se implementa este producto cambian a partir de las luces y los reflejos que se proyectan sobre la fachada a diferentes horas del día, creando una obra de arte en el ámbito de la arquitectura de la luz.

Comentarios

Dejar un Comentario
Importante: Tu comentario quedara en aprobación antes de ser publicado.

Más publicaciones

Continua leyendo otros post relacionados dando clic en algunos de los recuadros de abajo.